Logotipo de ateia Gipuzkoa-OLT

ateia Gipuzkoa-OLT - Asociación de Transitarios, Expedidores Internacionales y Asimilados.

Acceso socios

Ruta actual de la página:

Puertos del Estado presenta a Europa el nuevo ecobono
 

Noticias

Puertos del Estado presenta a Europa el nuevo ecobono

27/12/2018

El Vigía 


Lisboa fue la ciudad escogida el pasado 29 de noviembre para la celebración del evento final del programa Med Atlantic Ecobonus, un proyecto liderado por España, a través de Puertos del Estado<http://www.puertos.es/es-es>, que pretende convencer a la Comisión Europea para que adopte un modelo de incentivos que aumente la demanda de las autopistas del mar. Se trata de un nuevo ecobono, basado en el sistema ideado por Italia, diseñado desde hace cuatro años junto a los gobiernos francés, italiano y portugués, que parte con la aspiración de convertirse en una herramienta aplicable para todos los modos de transporte y regiones de la Unión Europea.


El punto de partida del proyecto, que concluye este mes de diciembre, toma como referencia las autopistas del mar que ofrecen rutas alternativas al transporte de mercancías por carretera en las áreas del Atlántico y del Mediterráneo occidental, y enmarca estos servicios ante la próxima entrada en vigor, en el año 2020, de las nuevas normas de contenido de azufre de los combustibles marítimos. La propia Comisión Europea asume que esta normativa de la OMI representa un riesgo de cambio modal del transporte marítimo al terrestre, como consecuencia del aumento de costes de combustible del transporte marítimo.


Med Atlantic Ecobonus parte de este "desafío ambiental" para tratar de corregir una medida que puede ser clave para avanzar en la descarbonización, pero que, a la vez, puede convertirse en una amenaza en la lucha contra el cambio climático y los objetivos de Bruselas para la descongestión de la red viaria. Para alinear ambos objetivos, el estudio propone utilizar la táctica del palo y la zanahoria. Considera que la primera parte ya está en vigor, por medio de toda la regulación ambiental establecida para los próximos años; pero reclama una segunda herramienta, que otorgue apoyo financiero para completar la eficacia de las políticas europeas de transporte.


La zanahoria, el ecobono Med Atlantic, consistiría en un sistema de subvenciones destinadas a estimular acciones ecológicas en el tramo marítimo incentivando a los usuarios de las autopistas del mar con los ahorros de costes externos que producirían al utilizar la opción marítima en lugar de la carretera. "En otras palabras, el eco-incentivo solo se aplicaría si los operadores marítimos hacen que sus propias autopistas del mar sean más verdes", resume el informe.


Una de las claves del modelo es que este sistema de ayudas estaría destinado a la demanda, como en el caso del ecobono italiano, en lugar de subvencionar directamente a las navieras para la puesta en marcha de una autopista del mar, por lo que se asegura que su aplicación no discrimina a ningún actor del mercado, aplicando las mismas reglas a todas las líneas y todos los usuarios. El documento considera que tanto el Mediterráneo occidental como el Atlántico son mercados "maduros", con servicios marítimos que operan actualmente en ambas fachadas, por lo que "el incentivo no pretende ser una ayuda inicial para desarrollar el mercado, sino la transición a un transporte más ecológico dentro del mercado existente".


Los beneficiarios directos del ecobono serán, por tanto, los transportistas que decidan utilizar los servicios marítimos, pero no de cualquiera. Las autopistas del mar deberán demostrar que ofrecen una reducción en los costes externos por unidad transportada en comparación a un trayecto íntegro por carretera. Unos "méritos ambientales" que se cuantificarán en este nuevo esquema, ya que una de las bases del proyecto es impulsar soluciones que "vayan más allá del estricto cumplimiento de la regulación medioambiental". De esta manera, la medida dota a las navieras de una demanda "asegurada" que les permitirá afrontar con mayor seguridad las inversiones necesitarias para cumplir en 2020 con las nuevas exigencias y que puedan plantearse retos más ambiciosos. De hecho, el propio ecobono variará en función del ahorro de costes externos que proporcione.


El círculo virtuoso del ecobono


Este efecto multiplicador de impactos positivos que presenta el ecobono Med Atlantic se muestra mejor con datos. La ayuda pública que exigiría la puesta en marcha de este proyecto se concreta en 148,1 millones de euros, que sería la cantidad total de eco-incentivos que recibirían los transportistas durante un periodo de cinco años. De esta cantidad, la Unión Europea asumiría de 30 a 44 millones de euros, mientras que los Estados miembros completarían el presupuesto restante.


Los armadores saldrían también beneficiados con las ayudas, logrando un total de 164,1 millones de euros gracias a los camiones que se incorporarían a los servicios marítimos. A la vez, generarían 343 millones de euros de inversión en acciones ecológicas para mejorar el rendimiento ambiental de los buques. Con todo, el proyecto calcula que con el ecobono se obtendrían 312,7 millones de euros de ahorro de costes externos, de los que 218,8 millones procederían directamente de las medidas de mejora del rendimiento medioambiental del tramo marítimo, mientras que 93,9 millones serían ahorros añadidos al asegurar el desvío de 549.000 camiones de las carreteras. Este trasvase de tráfico a las autopistas del mar produciría otro efecto positivo en la red viaria, ya que contribuiría a reducir la congestión en las carreteras de los corredores Mediterráneo y Atlántico, y particularmente a través de los principales cuellos de botella, como son los Pirineos y los Alpes.


El proyecto establece diferencias a la hora de plantear la aplicación del ecobono en el Mediterráneo o el Atlántico. Considera que el mercado de las autopistas del mar en la fachada mediterránea es más maduro que en la atlántica, por lo que observa un mayor potencial de crecimiento. Según los datos del informe, el importe de las ayudas otorgadas en la fachada atlántica sería prácticamente la mitad que los destinados a la mediterránea, pero permitirían el desvío de 309.000 camiones de las carreteras a las autopistas del mar, 69.000 más que en el mediterráneo, donde ya existe un tráfico mucho más consolidado. Con estos datos, el ecobono en el área atlántica generaría prácticamente el doble de ingresos para el operador marítimo y se sitúa prácticamente al mismo nivel en el ahorro de costes externos.


El documento concluye que el estudio "demuestra la viabilidad del enfoque, así como los impactos positivos del ejemplo". Sin embargo, admite que los resultados "se basan en diferentes supuestos que requieren un amplio consenso en todos los niveles para avanzar con acciones de implementación reales".


Próximos pasos del proyecto


El primer paso para lograrlo dependerá del visto bueno de la Comisión, los Estados Miembros y el Parlamento, "esencial para proporcionar la base jurídica futura" del ecobono, especialmente para que pueda recibir fondos en la próxima convocatoria del mecanismo Conectar Europa (CEF). En este sentido, el proyecto concluye en el contexto más oportuno, al coincidir con la fase de negociación del próximo presupuesto plurianual de la Comisión Europea, que cubrirá el periodo 2021-2027. De hecho, el objetivo de Bruselas es aprobarlo antes de las elecciones a la Eurocámara convocadas para el próximo mes de mayo.


Comienza ahora la etapa decisiva para el proyecto Med Atlantic Ecobonus, que afrontará en los próximos meses una ronda de reuniones con agentes del sector del transporte, así como con instituciones comunitarias y estatales, que resultarán claves para convertir el nuevo ecobono en una prioridad de la política europea de transportes.


Hasta el momento, ya se han celebrado tres encuentros con la industria, tanto a nivel estatal como de la UE, y las primeras conclusiones apuntan a que el cálculo y la monetización de los costes externos realizado por esta herramienta será uno de los aspectos más críticos del proyecto. "La necesidad de una referencia común de la UE parece absolutamente necesaria", aseguró en Lisboa el coordinador de Med Atlantic Ecobonus, Antonio Góngora, que ocupa el cargo de jefe de Área Logística e Intermodal de Puertos del Estado.